Hoy las comunas cumplen 11 años desde la sanción de la ley 1.777

 

“Descentralización – Participación vecinal – Competencias”, – son algunos de los principios generales por el que la Legislatura porteña sancionaba por unanimidad el 1º de septiembre de 2005 la Ley Orgánica 1.777 . Comenzaba una nueva etapa que dividía a la Ciudad de Buenos Aires territorial y administrativamente en quince comunas y cuya delimitación se ajustan en la ley 2650 en Marzo del 2008.

map

Repasando la Ley, su objetivo primordial es atender las necesidades de sus vecinos. Las comunas, según se especifica, son las unidades de gestión política y administrativa descentralizada de la Ciudad, tienen competencia territorial, del patrimonio de su territorio y con personería jurídica propia. Cada comuna cuenta con un Consejo Consultivo, integrado por representantes de entidades vecinales no gubernamentales, partidos políticos, redes y otras formas de organización con intereses o actuación en el ámbito territorial que le corresponde. Este Consejo asesora a la Junta Comunal y también puede canalizar las demandas, presentar propuestas y definir las prioridades.

Los comuneros, junta integrada por 7 miembros: un presidente, que será el ganador de las elecciones, y 6 integrantes que estarán a cargo de distintas áreas de gobierno. Lo más relevante entre las facultades son las competencias exclusivas y concurrentes; entre las primeras, se encuentran la ejecución y control de los trabajos de mantenimiento urbano de las vías secundarias y el control de los trabajos de mantenimiento en los espacios verdes, así como la administración de su patrimonio. Entre las segundas, pueden presentar iniciativas legislativas, la elaboración de su presupuesto y un programa de Gobierno. Evaluarán las demandas y necesidades sociales y gestionarán las políticas comunitarias. También pueden implementar un sistema multidisciplinario de mediación para la resolución de conflictos y podrán convocar a audiencia pública para debatir asuntos de interés general y llamar a Consultas Populares no vinculantes.

Asimismo, se creó un Consejo de Coordinación Intercomunal para consensuar las políticas entre las comunas y el Poder Ejecutivo, presidido por el jefe de Gobierno o un funcionario con rango de secretario por él designado, e integrado por los presidentes de todas las juntas comunales.

Cada comuna posee su patrimonio y un presupuesto anual que se determinará en la Legislatura porteña, pero durante los primeros dos años se destinarán a todas las comunas el 5% del Presupuesto de Gastos y Cálculo de Recursos de la Ciudad.

El presidente de la junta cobrará el 70% del sueldo de un legislador, mientras que el resto cobrará un 60% de lo que percibe un diputado. El mandato de los comuneros será por cuatro años, y no podrán ser reelectos sin un intervalo de un período. Además, la junta comunal se renueva en su totalidad cada cuatro años. Cabe destacar, además, que los comuneros podrán ser destituidos de su cargo por revocatoria de mandato o por juicio, y que el gobierno de la Ciudad puede intervenir una comuna por un lapso máximo de 90 días.

Para poder ser elegido comunero, además de ser argentino nativo, por opción o naturalizado, debe tener un período mínimo de residencia habitual en la comuna no menor a los dos años, aunque para esta primera elección se tendrá por cumplido esa exigencia si se cuenta con residencia habitual y permanente en alguna de las comunas inmediatamente contiguas.

El proceso del cambio

Desde 1973 y hasta 1995, la ciudad contó con órganos consultivos llamados concejos vecinales, suspendidos durante los períodos dictatoriales, con escasas competencias y cuyos cargos no eran remunerados.

En 1994, al convertirse en Ciudad Autónoma luego de la reforma constitucional, se inicia un proceso político que culmina en la promulgación de la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires en 1996. Entre los cambios más significativos, los ciudadanos empiezan a votar al jefe de Gobierno, y el viejo Concejo Deliberante se convierte en Legislatura.

Así, se inicia un proceso de descentralización administrativa, en el cual se crean los Centros de Gestión y Participación (CGP), que según la ley 1777 serán remplazados por las nuevas comunas, dejando de existir una vez que se haya completado la transición. Luego de una larga prorroga por hacer cumplir la “ley de comunas” aprobada en el 2005; el 10 de julio del 2011, se realizaba por primera vez las elecciones previstas para las juntas comunales.

Resultado de imagen para elecciones comuneros en la ciudad de buenos aires 2011

En los resultados de los comicios, el PRO se impuso en las 15 comunas porteñas, el Frente para la Victoria salió segundo y colocó representantes en todas las juntas, mientras que Proyecto Sur alcanzó a colocar un representante en casi todas las mesas comunales.

 

Resultado de imagen para elecciones de la ciudad de buenos aires 2011

Para esas elecciones, el Tribunal Superior de Justicia autorizó dar validez a los votos que se emitan en una comuna distinta de la que figura en la boleta para los candidatos de ese rubro tras un pedido de los partidos.

No cabe duda que todo cambio lleva un proceso; han pasado solo seis años desde la instalación del nuevo modelo intervencionista que, de acuerdo a manifestaciones por parte de algunos integrantes de las juntas, debió luchar contra la puja de poderes e intereses en defesa de la descentralización y la participación vecinal. Las comunas son una oportunidad para tener una Ciudad mejor gestionada pero, sobre todo, más democrática.

Delimitación:

Comuna 1: Retiro, San Nicolás, Puerto Madero, San Telmo, Montserrat y Constitución.

Comuna 2: Recoleta.

Comuna 3: San Cristóbal y Balvanera.

Comuna 4: Boca, Barracas, Parque Patricios y Nueva Pompeya.

Comuna 5: Almagro y Boedo.

Comuna 6: Caballito.

Comuna 7: Flores y Parque Chacabuco.

Comuna 8: Villa Soldati, Villa Riachuelo y Villa Lugano.

Comuna 9: Parque Avellaneda, Liniers y Mataderos.

Comuna 10: Villa Real, Monte Castro, Versalles, Floresta, Vélez Sarsfield y Villa Luro.

Comuna 11: Villa Gral. Mitre, Villa Devoto, Villa del Parque y Villa Santa Rita.

Comuna 12: Coghlan, Saavedra, Villa Urquiza y Villa Pueyrredón.

Comuna 13: Belgrano, Núñez y Colegiales.

Comuna 14: Palermo.

Comuna 15: Chacarita, Villa Crespo, Paternal, Villa Ortúzar y Agronomía.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *