A sus 50 años el Planetario Galileo Galilei se renueva con mas innovación y tecnología

En Enero de este año uno de los iconos de la ciudad cerraba sus puertas al público para comenzar con la modernización del edificio. Con un presupuesto estimado en $ 95 millones, la puesta en valor anunciado en Marzo por el gobierno porteño consiste en invertir aún mas en tecnología para convertirlo en uno de los mejores planetarios del mundo en calidad de imagen. Se cuadruplicará la calidad de la pantalla principal del interior del domo a 8K; pantallas LED que cubrirán unos 50 metros de extensión del anillo de saturno; realidad aumentada; pantallas interactivas; experiencias robóticas y simuladores.

Además de la restauración arquitectónica, las obras integran el reacondicionamiento del predio que cubre un total  de 55.000 m²  de espacio verde y que forma parte del Parque Tres de Febrero. El Ministerio de Ambiente y Espacio Público restaurará los caminos, la iluminación, el lago y el parque en el que sumará una fuente de aguas danzantes y un cartel con gráficas corpóreas.La reapertura está prevista para el tercer trimestre del año.

En 1958 nace la idea de construir un Planetario en la ciudad de Buenos Aires por iniciativa del Concejal socialista José Luis Pena y del Secretario de Cultura del Municipio, Dr. Aldo Armando Cocca. Y aunque fue inaugurado el 20 de diciembre de 1966, bajo la intendencia de Eugenio Schettini, la fecha de su aniversario conmemora la primera proyección en la pantalla de 360 grados para un grupo de alumnos el 13 de junio de 1967 donde pudieron apreciar esa noche el cielo sobre Buenos Aires, la Antártida Argentina y el Polo Sur y la forma de orientarse mirando la Cruz del Sur.

 

Lo que se llama el instrumento planetario es un aparato de 5 metros de altura y 2,5 toneladas de peso, que tiene unos cien proyectores. Consta de un armazón cilíndrico con proyectores independientes para la Luna, el Sol y los planetas visibles a simple vista -Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno-, y dos esferas en los extremos que proyectan 8.900 estrellas. El aparato, de marca Zeiss, es una versión más moderna del creado en la década del 30 en Alemania.

El Planetario Galileo Galilei se construyó bajo la dirección del arquitecto argentino Enrique Jan convirtiendo este edificio en uno de los pocos del mundo proyectado y construido partiendo del módulo triángulo equilátero.

La elección arquitectónica de esta figura geométrica encierra un simbolismo que fue buscado expresamente. Es la superficie plana más perfecta que se puede realizar con un mínimo de lados iguales, encerrando en si misma un principio simbólico de unidad primigenia. Estas condiciones secuenciales introducidas en todo el desarrollo del proyecto arquitectónico quiso ser la idea rectora que acompañase y mostrase la íntima relación entre las partes y el todo. El edificio consta de cinco pisos, seis escaleras (una helicoidal) y una sala circular de 20 metros de diámetro con 280 nuevas butacas 4D. Esta cúpula semiesférica está recubierta interiormente con renovadas placas de aluminio, que sirven como pantalla.
El ingreso al edificio es a través de un puente, sorteando el vacío de una gran olla de 47 m. de diámetro, de cuyo fondo emergen los volúmenes arquitectónicos aislados por un gran espejo de agua. En las lajas del camino de entrada, traídas de Neuquén, se pueden encontrar amonites, fósiles marinos extinguidos hace alrededor de 100 millones de años. En la explanada de acceso se puede apreciar un meteorito metálico encontrado en 1965 en la provincia del Chaco.

Ascendiendo por sus amplias escaleras, se accede al primer piso donde funciona el museo donde se expone una roca lunar que trajo a la Tierra la misión Apolo XI para el Planetario, regalo del ex presidente estadounidense Richard Nixon. En el segundo piso se encuentra la sala de proyecciones totalmente renovada a nivel tecnológico y edilicio, un nuevo proyector planetario modelo MEGASTAR II A instalado con la reforma realizada en el 2011; un novedoso sistema de video inmersivo full dome DigitalSky II de SKy Skan , nueva cúpula de proyección y butacas 4D.
El edificio posee dos subsuelos. Se desciende desde el hall de entrada por una escalera helicoidal. En el primero de ellos se encuentra una biblioteca especializada, las oficinas administrativas y la Dirección. Por la misma escalera, se llega al segundo subsuelo donde están situados el depósito, la sala de máquinas y el departamento de producción audiovisual.

Actualmente cerca de 350 mil personas visitan el Planetario al año disfrutando de la variada programación.

 

Si participaste del evento danos tu opinión!! Como lo calificarías?... Excelente, Bueno o no recomendado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *