El barrio de Barracas celebra sus 163 años

 

El 30 de Agosto el Barrio de Barracas cumple 163 años y lo festeja en el Parque Leonardo Pereyra, este sábado 3 de septiembre desde las 15 hs., Av. Vélez Sarsfield y Av. Iriarte, junto con las instituciones barriales y los vecinos. Esta prevista una jornada completa de actividades para toda la familia. Como cierre excepcional cantará en vivo Raúl Lavie.

Historia

El 30 de agosto de 1853 se creó el Primer Juzgado de Paz de Barracas al Norte, lo cual dio nacimiento al barrio, siendo nombrado como Juez de Paz el Dr. Juan Milberg, que también fue el fundador de la localidad “Rincón de Milberg” en el Partido de Tigre, Provincia de Buenos Aires, donde se afincó luego de contraer matrimonio en la Ciudad de Buenos Aires con Angela Arditi Rojas, en el año 1856.

Es el barrio que han preferido algunos referentes de la literatura como es el libro Adán Buenosayres de Leopoldo Marechal; Sobre héroes y tumbas de Ernesto Sábato. Donde Héctor Blomberg se inspiró para escribir sus historias cuarteleras. Fue la cuna de famosos payadores como Cesar Cantón y Félix Hidalgo, Villoldo “el papá del tango criollo”, autor nada menos que de El Choclo y La Morocha.

Ya a principios del siglo XVIII se comenzaron a instalar al costado del Riachuelo las primeras barracas y saladeros de cuero, de ovejas y vacunos. Esta era la principal industria del Río de la Plata, y había saladeros, como el del francés Cambaceres, que se instaló cerca de 1830, con más de 300 trabajadores. Muchos de los trabajadores de los saladeros eran vascos franceses y bearneses, una población de 283 personas en total en la zona en 1855.

Un momento de indiscutible importancia en su historia ocurrió en 1783, cuando doña María Josefa de Alquizalete trasladó a su quinta de Barracas el Oratorio y Capilla Pública de Santa Lucía, la que casi cien años más tarde, en 1869, habría de transformarse en sede de la parroquia del mismo nombre.

Calle larga de Barracas Año 1880 – Actualmente Av. Montes de Oca

Al principio y durante el siglo pasado fue el barrio elegido por las familias más ricas de la Argentina, que habitaban en lujosas casonas y quintas. Las familias de apellido Balcarce, Montes de Oca, Alzaga, entre otros eran sus moradores, pero en el año 1871, todas estas familias, al igual que los pobladores de San Telmo, abandonaron Barracas debido a la epidemia de fiebre amarilla que azotó la ciudad de Buenos Aires.

Es patrimonio del barrio el histórico puente de Gálvez, construido por don Juan Gutiérrez Gálvez e inaugurado el 1º de diciembre de 1791. La obra fue destruida varias veces por las crecidas del Riachuelo hasta que en 1871 se inauguró un nuevo puente de hierro, trabajo éste del ingeniero Prilidiano Pueyrredón. En 1903 debió construirse otro nuevo puente que perduró hasta 1931, año en el que se inauguró el que aún subsiste al lado de la moderna obra terminada en la década del sesenta. El puente sobre el Riachuelo le otorgó a Barracas un importante valor estratégico que se reflejó a lo largo de los años en distintos enfrentamientos militares, ya sea durante las invasiones inglesas, el sitio de Buenos Aires de 1852, o durante los sucesos que en 1880 culminaron con la federalización de la ciudad.

A principios del siglo XX, empezaron a venir inmigrantes de todo tipo, pero especialmente italianos y se convirtió en un barrio popular de gente trabajadora. Se llenó de cafetines de mala reputación donde se refugiaban los malvivientes. Sin embargo era un barrio próspero, con fábricas, mercados, autopista.  Las fábricas dominaban la economía de la zona, siendo una fuente importante de empleo en el barrio. Hasta que la década del 70 se produce una debacle total en el barrio de Barracas y empieza a perder su furor; se inhabilita su estación de trenes, se erradican la mayoría de las fábricas del lugar, otras tantas quiebran, por último la construcción de la autopista hace desaparecer muchos edificios y dos plazas, todos estos factores significó el éxodo de 30.000 vecinos.

Dos arterias resumen el atractivo de este barrio porteño: la tradicional Av. Montes de Oca -la calle larga- que fuera antiguamente una parte de la zona más exclusiva de Buenos Aires; y la calle Lanín, una callecita corta y sinuosa que corre a la vera de las vías del ferrocarril exhibiendo su muestra permanente de arte urbano mediante los frentes coloridos de las casas.

La Parroquia de Santa Lucía, Patrona del barrio en honor a la cual se realiza cada 13 de diciembre una multitudinaria procesión; el Templo israelita Or Torah con sus particularidades culturales, ubicado en la calle Brandsen 1444, es obra del arquitecto Valentini. De un evidente estilo oriental, este templo es uno de los más destacados de la ciudad. Posee una fachada con ventanales grandes y un pórtico central rematado con una gran cúpula. En el interior de este templo, mosaicos multicolores adornan un hermoso patio andaluz.; y la Iglesia Santa Felicitas construida a raíz de un asesinato pasional; diagraman el circuito religioso que se adjunta al paseo.

La atracción turística de Barracas se completa con la visita a la Plaza Colombia, bordeada por un gran centro comercial y delimitada por la Avenida Montes de Oca y las calles Isabel la Católica, Pinzón y Brandsen -donde antaño era la quinta de los Alzaga- tiene hoy una frondosa arboleda de araucarias, tipas y plátanos. La Plaza Colombia fue parte del predio que ocupó la quinta de don Martín de Alzaga, en los años de la colonia. Este maravilloso sitio natural perteneció en aquella época a este importante y rico comerciante vasco, héroe de la defensa porteña durante las invasiones inglesas de 1806 y 1807.

La semana de Barracas: LEY Nº 1.155 BOCBA 1820 Publ. 18/11/2003 que deroga al DECRETO Nº 8.674/986 B.M. 17.932 publicado el  15/12/1986, se dispone la realización de un programa artístico-cultural en el barrio de Barracas, denominado “Semana de Barracas” que se llevará a cabo anualmente durante la segunda semana del mes de agosto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *