El colón festeja sus 160 años con “La Traviata” transmitida en pantalla gigante

 

El Teatro Colón se inauguró el 25 de abril de 1857 con La traviata de Verdi, a cargo del tenor Enrico Tamberlick y la soprano Sofía Vera-Lorini. En conmemoración a sus 160 años se reestrena hoy a las 20 hs la ópera, con producción del Teatro dell’Opera di Roma de Franco Zeffirelli y dos notables elencos compuestos por Ermonela Jaho, Jaquelina Livieri, Saimir Pirgu, Darío Schmunck, Fabián Veloz y Leonardo López Linares, acompañados por la Orquesta Estable bajo la dirección musical de Evelino Pidò como invitado especial.

Habrá siete funciones programadas los días 12, 14, 15, 16, 17, 19 y 20 de septiembre y el domingo 17  a las 17 horas se transmitirá en vivo en la pantalla gigante de la plaza del Teatro Colón (Viamonte y Cerrito) con entrada libre y gratuita y a través del sitio web teatrocolon.org.ar/en-vivo. 

Franco Zeffirelli, director de cine y teatro italiano, ganó un prestigio en los círculos artísticos e intelectuales más rigurosos de todo el mundo merced a los temas y géneros que mejor había cultivado desde el inicio de su carrera creativa: el teatro y la ópera. Ofreció, pues, magníficas versiones cinematográficas de La Traviata (1982), Otello (1986) y, entre otras obras similares, Hamlet (1990), esta última interpretada, de forma sorprendente, por dos actores tan alejados de la tradición teatral sespiriana como los estadounidenses Mel Gibbson y Glenn Close.

En esta versión desplegará toda su belleza visual junto a un gran talento de voces nacionales e internacionales como Ermonela Jaho, una de las sopranos más destacadas de la escena lírica internacional, quién cantará por primera vez en el escenario del Teatro Colón interpretando a Violeta – la cortesana que muere en el desamor y que es a su vez una de las grandes heroínas del género operístico y literario-; y Saimir Pirgu, protagonizando y dando vida al rol de Alfredo en la edificación de esos duetos que guían la maravilla musical de la composición de Verdi.

Evelino Pidò, quién dirigirá la Orquesta estable del Colón, es considerado uno de los más prestigiosos intérpretes del repertorio francés e italiano de la escena actual, presentándose en los mejores teatros líricos del mundo colaborando con artistas, directores y orquestas de primer nivel.

La ópera en tres actos del compositor italiano Giuseppe Verdi (1853), es una de las obras más populares, con libreto de Francesco Maria Piave y basada en la novela de Alejandro Dumas “La Dama de las Camelias” que relata la triste existencia de Marie Duplessis, célebre cortesana parisina que murió a causa de la enfermedad romántica por antonomasia: la tuberculosis.

El estreno de La Traviata tuvo lugar el 6 de marzo de 1853 en el Teatro La Fenice de Venecia, sin gran éxito. El público no estaba acostumbrado a ver en el escenario una ópera contemporánea y le costó un año triunfar plenamente. Se trata de una obra verdaderamente revolucionaria al ser la primera ópera cuya protagonista, una cortesana, es un personaje tan bajo en la escala social. En una época en la que los denominados caballeros intentaban ocultar sus relaciones ilícitas, La Traviata parecía señalarles para denunciar la horrible hipocresía de la alta sociedad.

“La Traviata”, ambientada en la París del 800, lleva por primera vez a la escena operística, con un realismo sin precedentes, la desgraciada historia de una mujer víctima de la doble moral burguesa. Violetta Valéry conoce el verdadero amor en el joven Alfredo Germont, pero debe renunciar a él a petición de su padre, Giorgio Germont. Verdi puso aquí mucho de su propia relación con Giuseppina Strepponi, su futura esposa y su más fiel apoyo.

La ópera La Traviata de Giuseppe Verdi

Parte I
Violetta Valery, una famosa cortesana, da una espléndida fiesta en su hogar parisino para celebrar su recuperación luego de una enfermedad. Gastón, un conde, ha llevado consigo a su amigo, el joven noble Alfredo Germont, quien anhelaba hacía un año conocer a Violetta.

Alfredo, para acercarse a Violetta primero le expresa su preocupación por su frágil salud y luego le declara su amor por ella. Violetta lo rechaza pero le da una camelia, diciéndole que regrese cuando la flor se haya marchitado. Luego de que los invitados se retiran, Violetta contempla la posibilidad de una relación real, con amor verdadero, pero finalmente rechaza la idea. Ella necesita libertad para vivir la vida, día y noche, de un placer a otro.

Parte II
Unos pocos meses después, Alfredo y Violetta juntos viven una idílica existencia en una casa del campo, en las afueras de París –Violetta se ha enamorado de Alfredo a pesar de sí misma. Ella ha abandonado completamente su antiguo estilo de vida. Cuando Alfredo descubre, sin embargo, que Violetta ha vendido sus pertenencias para sostener sus vidas en el campo, se apresura por ir a París para rectificar la situación. Durante la ausencia de Alfredo, el padre de éste visita a Violetta y le dice que la relación con su hijo ha destruido el futuro de Alfredo y la fortuna de su hermana (la reputación de Violetta como cortesana ha comprometido el apellido Germont). Con crecientes remordimientos ella escucha las patéticas palabras del anciano Germont y, por medio de su influencia, deja a Alfredo, dándole como explicación un deseo de su antigua y salvaje existencia.

Parte III
Con el fin de vencer su dolor, Violetta se sumerge más profundamente que nunca en su anterior estilo vida. Poco tiempo después, Alfredo confronta a Violetta en una fiesta y la avergüenza delante de los demás invitados al arrojarle dinero – el cual él dice que le debe por los servicios rendidos mientras vivían juntos en el campo. (El no sabe acerca de la visita de su padre y cree que Violetta lo ha dejado por otro hombre). Violetta superando su enfermedad y su pena, se desmaya. Germont entra y reprocha a Alfredo por tratar a una mujer tan irrespetuosamente. El barón Douphol, la escolta de Violetta, reta a Alfredo a un duelo. Violetta se recupera concientemente y declara su amor por Alfredo.

Unos pocos meses luego de la fiesta, la tuberculosis ha confinado a Violetta a la cama. El anciano Germont le envía una carta que dice que ha informado a Alfredo del sacrificio que ella ha hecho por él y su hermana. Alfredo (regresando del exilio luego de herir al barón durante su duelo), se apresura por llegar a su lado, entendiendo que Violetta se ha sacrificado por él, y le ruega que lo perdone. Ella muere en sus brazos.

La ópera fue elegida para la inauguración del primer Teatro Colón, por aquel entonces ubicado en el “hueco de las ánimas” donde hoy está la casa central del Banco de la Nación, que funcionó entre 1857 y 1888. La construcción del nuevo edificio llevó alrededor de 20 años, siendo colocada su piedra fundamental el 25 de mayo de 1890, con la intención de inaugurarlo antes del 12 de octubre de 1892 en coincidencia con el cuarto centenario del descubrimiento de América.  A fines de 1907 se firmó el primer contrato de arrendamiento del Teatro, aunque los trabajos de terminación del edificio estaban atrasados en relación con la fecha fijada para la inauguración de la sala, el 25 de mayo de 1908.

Teatro Colón

“La Traviata”

Entradas a la venta desde $140 en la boletería, Tucumán 1171, venta telefónica al (011) 5254-9100 u online en bit.ly/EntradasTraviata

******

DIRECTOR MUSICAL INVITADO
Evelino Pidò

DIRECTOR REPOSITOR DE ESCENA
Stefano Trespidi

ESCENÓGRAFO REPOSITOR
Andrea Miglio

REPOSICIÓN DE VESTUARIO
Anna Biagiotti

PRINCIPALES INTÉRPRETES

VIOLETTA VALERY
Ermonela Jaho
Jaquelina Livieri *

ALFREDO GERMONT
Saimir Pirgu
Darío Schmunck *

GIORGIO GERMONT
Fabián Veloz
Leonardo López Linares *

GASTONE DE LETORIERES
Santiago Burgi
Patricio Oliveira *

BARÓN DOUPHOL
Gustavo Gibert
Leonardo Estévez *

MARQUÉS D’OBIGNY
Alejandro Meerapfel
Sebastián Sorarrain *

DOCTOR GRENVILLE
Mario De Salvo
Víctor Castells *

FLORA BERVOIX
Victoria Gaeta
Mariana Rewerski *

* Funciones extraordinarias

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *