Falleció Horacio Salgán uno de los máximos referentes del Tango

 

Hoy a los 100 años murió “El Maestro” Horacio Salgán uno de los músicos de Tango más prestigiosos de la historia. Se desenvolvió como guitarrista, arreglista, director de orquesta, pianista y compositor. Ayer, en el marco del Festival de Tango BA y Mundial, en la Usina, se rindió homenaje al centenario de su nacimiento en un concierto donde participaron la Orquesta del Tango de Buenos Aires con César Salgán –hijo del maestro– al piano y como director, junto al guitarrista Esteban Falabella y al violinista Julio Peressini como invitados.

Salgán se convirtió en una leyenda de nuestra música popular y, al mismo tiempo, uno de sus primeros vanguardistas. Su obra, mundialmente conocida y elogiada, implicó una profunda renovación del tango.

Nacido en las cercanías del Mercado de Abasto el 15 de Junio de 1916, comenzó sus estudios de piano en una academia de barrio y luego los continuó con los maestros Vicente Scaramuzza, Raúl Spivak, Pedro Rubione, entre otros. Con tan sólo catorce años comenzó a tocar en un cine poniéndole música a películas mudas, hasta que fue convocado para tocar en la orquesta de Elvino Vardaro.

Luego de un fugaz paso por otros conjuntos, escribe su primer tango: “Del 1 al 5”. Por estos años ingresa a la orquesta del renombrado Roberto Firpo y recibe un encargo de Miguel Caló: un arreglo orquestal sobre el tango “Los Indios”, de Francisco Canaro. Ése fue el primer arreglo musical, luego vino una larga lista de indiscutidas genialidades. Complementó sus estudios de piano con el saxofón y el contrabajo, forjando desde muy joven una sólida formación musical: el jazz, los ritmos brasileños, la música de las provincias y las obras clásicas constituían un solo ámbito donde Salgán construía de a poco su estilo y se movía con soltura.

Grandes músicos caminaban por entonces la noche de Buenos Aires, ninguno de ellos poseía una cultura musical tan vasta y una técnica tan educada.

En 1944 formó su primera orquesta típica, la cual se caracterizó muy pronto por convocar a un público muy particular: casi todos los que iban a escucharlo eran músicos, muchos de ellos, consagrados. Así, las presentaciones de la orquesta se transformaron casi en una misa a la que concurrían inspirados músicos de la bohemia porteña.

Su dúo con el guitarrista Ubaldo de Lío es un hito de la historia del tango. Entrando en los años ’60, tiempos difíciles para el tango, cuando otros ritmos conquistaban públicos masivos y las grandes orquestas típicas se encontraban en extinción, surgió otra idea: un quinteto. Pero no fue cualquier quinteto, fue uno de los conjuntos más pulidos y prestigiosos de la historia de la música nacional. El Quinteto Real,  junto a otras grandes figuras como Enrique Francini (violín), Pedro Laurenz (bandoneón) y Rafael Ferro (contrabajo). Entre sus obras se destaca el célebre tango “A fuego lento” y otros tantos como “A don Agustín Bardi”, “Entre tango y tango” y la milonga “La cortada de San Ignacio”.

Giras por Europa, tres viajes a Japón… el público había quedado cautivado. Pasaron por este conjunto los nombres de Leopoldo Federico (quien había tocado con Salgán en su primera orquesta), Antonio Agri, Néstor Marconi, entre otros grandes maestros.

Hacia mediados de los ’90 el conjunto se reestructuró. Actualmente el Quinteto goza de plena vigencia, con músicos renovados, y en el piano, el maestro César Salgán, excelente pianista e hijo de Horacio.

En 2005 recibió el Premio Konex de Brillante, máximo reconocimiento de la Fundación Konex por su mayúscula contribución a la música popular argentina del siglo XX.

Sus restos son velados desde las 18 en avenida Córdoba 3677 (Casa Napolitano) y serán inhumados mañana a las 11 en el panteón de Sadaic del cementerio de Chacarita.

 

Homenaje a Horacio Salgán x Orquesta del Tango de Buenos Aires

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *