El gobierno porteño remodelará la pista de atletismo de Parque Chacabuco

 

El proyecto, que comenzará una vez que se termine con la limpieza y remoción de la pista actual, demandará un tiempo de obra de 110 días y contará con la certificación de materiales y servicios por parte de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF). “Es un honor anunciar la primera pista sintética de la Ciudad abierta al público. Reformar esta pista salda una deuda histórica con todos los que la utilizaban”, afirmó Diego Santilli, vicejefe de gobierno porteño, tras reunirse con integrantes de la Asociación Atlética Parque Chacabuco. La pista, ademas de ser el epicentro del runnig en la ciudad, es utilizada por el Instituto Dickens, que forma profesores de educación física, otros 10 grupos de entrenamiento y los chicos de la Asociación Atlética Parque Chacabuco. Desde hace tiempo que los vecinos y asociaciones reclamaban por las mejoras de la pista, más iluminación y mantenimiento. Actualmente, la pista es de conchilla y se encuentra deteriorada.

Según fuentes oficiales, de acuerdo al llamado de licitación que realizó el gobierno hace unos días, la inversión inicial será de $70 millones y en los próximos dos años se desembolsará el resto. De acuerdo a lo anunciado, el trazado tendrá una cubierta de solado sintético o tartán, se trata del material más desarrollado que existe y del que están constituidos los escenarios donde se disputan competencias de alto nivel.

pista

La pista de atletismo porteña de Parque Chacabuco fué escenario de grande victorias de figuras como Domingo Amaison o Abel Córdoba. Fue inaugurada en el año 1958, en ese entonces tenía seis andariveles y un perímetro de 400 metros, con zonas de salto y lanzamientos. Poseía una iluminación con ocho torres de 23 metros y un drenaje excelente. En un principio, la cubierta era de carbonilla y unos años más tarde sería de leca. En esa época no se exigían pistas de material sintético -inexistentes en el país- para la realización de campeonatos, ni de ocho andariveles, como ocurriera muchos años más tarde.

La pista fue acondicionada a nuevo en el año 1967 con motivo de la realización del XIV Campeonato Sudamericano de Atletismo para Damas y XXIV para Caballeros. El Sudamericano tuvo su inicio el de 7 octubre de 1967, en época de intensas lluvias e inundaciones. A pesar del mal tiempo, que persistió durante todo el campeonato, la pista respondió de manera impecable debido a su excelente drenaje. La pista fue, durante muchos años, el escenario atlético más importante de la Capital Federal. Allí entrenaban los deportistas de casi todos los clubes atléticos existentes y sus tribunas reunían 900 personas por noche.

Todos los fines de semana, tanto sábados como domingos, se desarrollaban competencias atléticas; algunas de relevancia nacional -como los  torneos selectivos y campeonatos nacionales-, y otras, internacional -como el Sudamericano, los Juegos Rioplatenses y los Juegos Barón Pierre de Coubertin. Estos últimos convocaron a más de 5.000 espectadores y concitaron la participación de los mejores atletas internacionales, entre los que pueden mencionarse a varios campeones mundiales. Era también lugar de partida y arribo de competencias de calle tradicionales como Fiestas Mayas.

A principios de la década del 70 se construyó, escalinatas arriba, la sede de la Federación Atlética Metropolitana –FAM , que contaba con servicio médico y kinesiológico gratuito para los atletas. Era una pista destinada exclusivamente al desarrollo de actividades atléticas, no se permitía jugar fútbol u otros juegos de balón, circular con rodados, ni mucho menos acceder con perros. La gente estaba tan concientizada del correcto uso de la pista que prácticamente no se generaban problemas, salvo episodios aislados.

A fines de la década del 70 se dispuso el trazado de la actual Autopista 25 de Mayo, dividiendo en dos la pista y el parque. Se demolió el gimnasio, también muy utilizado por los atletas, la sede administrativa se reinstaló debajo de la autopista, la FAM se mudó a las instalaciones actuales y la pista quedó reducida a una media circunferencia con un codo y una recta prácticamente a 90º. El tramo recto, cuya superficie era pasto, daba a la autopista y se encontraba alambrado. A pesar de ello, muchos atletas siguieron entrenando allí, fijando de esa forma su permanencia en el espacio atlético. Los entrenamientos resultaban sumamente dificultosos pues había que subir al pasto y luego bajar para retomar la pequeña parte de la pista propiamente dicha, con los consiguientes riesgos de tropiezos y caídas. Paralelamente a la construcción de la autopista comenzó la edificación de varios establecimientos educativos en el predio del parque.
A principios de la década del 90 se cambió el sentido de ubicación de la pista, se le dio un trazado transversal y se la acondicionó precariamente.

En los años posteriores la pista siguió deteriorándose, pero continuó siendo utilizada por los deportistas debido a la escasez de instalaciones similares, sobre todo en la zona sur. De allí en más, serían los mismos atletas quienes intentarían ponerla en condiciones decentes y se encargarían de su mantenimiento. En el año 2004 se aprobó la realización de las obras de subida y bajada de la autopista, la primera de las cuales afectaría gran parte de la pista. Por acción de distintas ONG que agrupan a los vecinos de la zona, en el año 2008 se frenaron las obras que ya habían comenzado y el Gobierno de la Ciudad se comprometió a reconstruir la pista, que se cerró a tales efectos en septiembre de 2009 y se reinauguró el 14 de mayo de 2010, con 8 andariveles, material de conchilla y carteles que indican el uso exclusivo para atletismo. La obra de remodelación la realizo la constructora Teximco SA, el objetivo fue la revitalización del acceso desde la calle Curapaligue, renovación de la parquización y la pista de atletismo. El espacio para muestras, exposiciones y el anfiteatro, fueron pensados como extensión del Centro Adán Buenos Aires y para la utilización de organizaciones vecinales interesadas en la realización de eventos vinculados con los usos propuestos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *