“Herido barrio”, una historia de anhelo, memoria y pertenencia

 

Ese sábado 1 y domingo 2 a las 19 hs. el grupo de teatro comunitario Matemurga de Villa Crespo, conformado por sesenta vecinos actores en escena, se presentan en el Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti con la obra, “Herido Barrio” dirigido por Edith Scher. Entrada gratuita.

“Herido barrio” habla sobre la memoria, y sobre todo lo que se nos despierta, y nos duele, cuando nos topamos cara a cara con lo que fuimos y lo que nos pasó. Pero la herida no es solo por las derrotas, sino por la convicción –que se nos refresca al ver el pasado– de que pudo y puede ser de otra manera.

¿Qué nos pasó? ¿Qué cosas laten detrás de una puerta de una casa abandonada que de pronto cruje y nos trae a la memoria aquello que fuimos alguna vez? “Hay una herida”, decimos, y es de todos. Duele porque se manifiesta en un montón de pérdidas en las cosas más cotidianas. Duele porque nuestra memoria martilla y se empecina en decirnos que se puede vivir de otro modo, aunque habitemos esta gran urbe. No sabemos si aquello perdido que esperamos retornará. Pero mientras tanto, y al nombrar aquello que nos lastima, estamos acá, en nuestro herido barrio, en un acto vital y generoso de memoria y de celebración.

El espectáculo declarado de interés cultural por la Legislatura porteña, que nació de las improvisaciones de Matemurga–, en este contexto político y social en particular, tiene un valor propio, expresa Scher.

metaiponga2

 

Este año Matemurga de Villa Crespo cumplió 14 años. El grupo cuenta con dos espectáculos anteriores: La caravana (2004) y Zumba la risa (2009). El teatro comunitario es teatro de vecinos para vecinos, una práctica que surgió con el nacimiento del Grupo Catalinas Sur (1983), se fortaleció con la aparición del Circuito Cultural Barracas (1996), y que desde hace aproximadamente 15 años se expandió considerablemente en la Argentina. Si bien existe arte comunitario en muchos lugares del planeta, el teatro comunitario argentino es, por sus  características específicas, un fenómeno único. Por ese motivo es estudiado por investigadores de todo el mundo.

“El arte es un fenomenal ensanchador del horizonte de lo posible. El mundo circundante, y mucho más en estos días, tiende a decirnos, explícita o implícitamente, que todo lo deciden otros en otra parte y que a uno, a nosotros, solo nos queda movernos dentro del margen de lo dado, de lo que el poder real decide que sea nuestro destino –explica Edith Scher, su directora y dramaturga–. El teatro comunitario, en tanto considera que el arte es un derecho, genera la posibilidad de que la comunidad se ‘autoimagine’, porque hay en él un marco que habilita el juego, la confianza, la necesidad de los demás para que el crecimiento personal se produzca, y la claridad de que, sin la presencia y contundencia de lo colectivo, nada de esto sucederá.

 

Dramaturgia: Edith Scher, a partir de las historias y las improvisaciones de Matemurga / Elenco: Matemurga de Villa Crespo / Diseño de escenografía: Claudia Poncetta / Diseño de vestuario: Claudia Tomsig / Sonido: Daniel Mir / Música y canciones, arreglos musicales y corales: Edith Scher / Otras melodías que se escuchan en el espectáculo: Himno de Atlanta (Floreal y Juan Bava), Luna Lunera (Tony Fergo), Pedacito de cielo (Homero Expósito, Enrique Francini /Héctor Stamponi), Bizele mazl (canción folklórica judía de Benzion Witler), Torrente (Hugo Gutiérrez y Homero Manzi) / Autoría de canción Zozobra el corazón: Daniel Mir, Claudia Poncetta y Edith Scher / Arreglo de Luna Lunera: Uriel Alvarez Scher y Edith Scher / Prensa: Prensópolis Comunicación y Prensa / Asistencia de dirección: Andrea Hanna / Dirección general: Edith Scher

 

Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti

Av. Del Libertador 8151- CABA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *