Homenaje al escritor Néstor Sánchez en el Museo del Libro y de la Lengua

Hasta el 24 de abril de 2015 a las 19 hs. el Museo del Libro y de la Lengua de la Biblioteca Nacional, presenta una variada agenda presentaciones de libros y de espectáculos literarios, musicales y teatrales donde todas las actividades son con entrada gratuita. Entre lo destacado, se hará un homenaje al reconocido escritor Néstor Sánchez, en un espectáculo de lectura y música en un recorrido por su obra con voz de Liliana Heer, Roberto Raschella, Pablo Ingberg y Mariano Fiszman acompañados de Claudio Sánchez (piano) y Alfredo Slavutzky (percusión). El Ciclo Verbum, la palabra en escena, diálogo público de Alfredo Megna estará en un encuentro con Virginia Oneto y Javier Daulte.

 

PROGRAMACIÓN

Viernes 17 de abril a las 19
Las cuatro estaciones: homenaje a Néstor Sánchez. Espectáculo de lectura y música realizado por Osvaldo Baigorria y Ariel Idez.
Lecturas: Liliana Heer, Roberto Raschella, Pablo Ingberg y Mariano Fiszman.
Música: Claudio Sánchez (piano) y Alfredo Slavutzky (percusión).

Resultado de imagen para néstor sánchez

 

Néstor Sánchez fué elogiado por muchos, entre ellos Julio Cortázar -quien hace posible la publicación de su primera novela en Argentina y de dos libros en Francia a través de Gallimard-, Sánchez, contemporáneo y externo al boom latinoamericano, fue de algún modo una suerte de escritor de culto, alejado de la repercusión masiva pero de una escritura personal y vanguardista reconocida entre los escritores. De fuerte impronta barrial y porteña en su juventud, nació en Villa Pueyrredón y desde adolescente fue un avezado bailarín de tango -amigo y colega de Juan Carlos Copes.

Apasionado y perfeccionista del billar, milonguero y frecuentador del ambiente prostibulario en su juventud, Sánchez vira sus modos y ambientes a comienzos de los 60 con el conocimiento del jazz, que se traduciría para él en una referencia creativa; luego vienen sus viajes, el seguimiento de las enseñanzas de Gurdjieff, su continua reflexión sobre la escritura y el ser, sus búsquedas, el alcohol, las peleas, los traslados y la vuelta a Buenos Aires, al mismo barrio donde nació y creció, hasta su muerte en abril de 2003.

A lo largo de 20 años vivió en Perú, Venezuela, Italia, Francia y Estados Unidos, entre otros países, basculando siempre entre la literatura, su búsqueda espiritual a través de la escuela del cuarto camino de Gurdjieff y ciertos bordes riesgosos.

Sánchez viene desde la adolescencia, a partir del fuerte impacto que produjo en ella la lectura de sus dos primeras novelas: “Nosotros dos” y “Siberia blues”, de 1966 y 1967, respectivamente. En Siberia Blues entra “en foco” la quinta de Saavedra en Villa Urquiza, la Siberia del título, donde se reunía la barra de Tomasol, grupo lumpen formado por Natalio Ventura, el flaco Colombres, el negro Cepeda, Remigio y otros pero sobre todo por un chico al que apodan el Obispo por “contemplativo” y “poco inclinado al trabajo”, personaje clave en la novela. Otro chico, el que los mira jugar al fútbol tras el alambrado, narra las historias que le cuenta el Obispo, ya en la adolescencia y hasta sus 30 años, cuando el Obispo desaparece, tiempo que coincide con el apogeo del tango y su decadencia, entre los años 40 y 60.

La modernización de la época peronista desalambra la Siberia para construir un parque y un museo, y la barra se destierra en el bar del Trece para dispersarse por las calles “con tumulto y luz”, perderse en la urbe fabril, con sus lluvias de hollín y la masa de obreros con cierta fe en el “progreso”. La trampa en los vueltos, el juego, el turf, el billar, la muerte del negro Cepeda, la mudanza del viejo Ventura en un carro tirado por la yegua blanca disuelven definitivamente al grupo. Esta novela de un Buenos Aires transpuesto a la letra con la energía vital de la escritura de Néstor Sánchez no transmite melancolía, sino la desdramatización sostenida en resonancias de tango y jazz. Lo que pretendía Sánchez del lector no era ninguna identificación sino adhesión por resonancias.

Sánchez se interesó por las filosofías orientales y desde 1968 viajó a Chile, Perú y Venezuela. Volvió a Buenos Aires y publicó El amhor, los Orsinis y la muerte (1969). En 1970, becado por la universidad, fue a Iowa, donde permaneció cuatro meses. Viajó luego a Roma, y de allí a Barcelona. Seix Barral reeditó sus dos primeras novelas y editó Cómico de la lengua (1973). Más tarde, en París, fue asesor de Gallimard, que reeditó Nosotros dos y Cómico…. Allí encontró un grupo importante de trabajo Gurdjieff, dedicado al conocimiento sagrado. Sucesos de vida y cierto temor a “la estafa biológica”, como llamaba Sánchez a la brevedad de la vida, deterioraron su salud. Volvió a Estados Unidos, donde vivió en estado de pobreza hasta que su hijo Claudio lo ubicó, y regresó a la Argentina en 1986. En 1988 Sudamericana editó su último libro, La condición efímera , y él declaró que se le había acabado “su épica de vida”.

Lunes 20 de abril a las 19
Se presentará el libro Ganar el cielo de María Carman (editorial Biblos).
Alejandra Laurencich, Victoria Gessaghi y Jazmín Ferreiro se referirán a esta obra de poemas en diálogo con la autora y a continuación cantarán Santiago Mestres y Vera Richetti.

 

Martes 21 de abril a las 19
Ciclo Verbum (la palabra en escena)
Diálogo público de Alfredo Megna, con un actor o actriz y un director o directora por encuentro. En esta oportunidad, Virginia Oneto y Javier Daulte. Se reflexionará sobre el fenómeno del texto teatral en acción y se apuntará a armar una “paleta” amplia de trayectorias, medios y generaciones.

 

Miércoles 22 de abril a las 19
Charla: La traducción en los bordes. La poesía clásica china
La poesía clásica china presenta problemas muy específicos para el traductor, relacionados no solo con la forma de la lengua clásica, sino además con los medios expresivos que habilita el sistema de escritura, de los que a priori parece imposible dar cuenta en la traducción.
A estas cuestiones se referirán, en intercambio abierto con el público, los traductores de la obra Ecos y Transparencias, una traducción directa del chino en edición bilingüe, publicada recientemente por la Editorial De Todos los Mares.
Panel a cargo de Ángeles Ascasubi, Lelia Gándara y Rubén Pose, con la coordinación de Evelia Romano.

 

Viernes 24 de abril a las 19
Se presentan el libro Músico del Aula y el CD Tiza Lunar declarados de Interés Educativo y Cultural a nivel nacional. El disco contiene nuevas canciones para actos escolares y otras fechas del calendario escolar.
Charla abierta con canciones a cargo de Gustavo Romero y varios invitados, entre ellos escritores, docentes, músicos, bailarines e ilustradores.

 

Museo del Libro y de la Lengua

Av. Las Heras 2555, Ciudad de Buenos Aires

Dirección: Av. Las Heras 2555, Ciudad de Buenos Aires

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *