El Museo Casa Carlos Gardel reabrió sus puertas

 

Tras ocho meses de cierre por mejoras, el pasado jueves, el museo recobró vida con una nueva propuesta curatorial desplegada en cuatro salas permanentes y una dedicada a exposiciones temporarias. Habrá una exposición permanente que recorre diversos aspectos de la vida y obra del artista, entre ellos su infancia, sus inicios como cantante, presentaciones, discografía y filmografía.

A las 18hs se realizó un show homenaje junto a los artistas Sandra Luna y Oscar Lajad con Federico Mizrahi en piano; y Julian Hermida Quinteto. De la reapertura estuvieron presentes autoridades del GCABA, encabezadas por el Jefe de Gobierno Rodríguez Larreta y el ministro de cultura Ángel Mahler.

“El tango es uno de los principales símbolos de Buenos Aires, es lo que nos representa en el mundo”, afirmó Larreta.

Ubicado en Jean Juarés 735 del barrio porteño de Balvanera, es la casa que habitó Carlos Gardel junto a su madre entre 1926 y 1933. Fue recuperada por la Dirección General de Museos con la finalidad de convertirla en un espacio que rescata, conserva, exhibe y difunde el patrimonio cultural que representa la obra del Zorzal.

Resultado de imagen para reapertura del museo carlos gardel

Los trabajos incluyeron la instalación de un nuevo sistema de iluminación led en las salas de exposiciones, nuevos baños, restauración de puertas y ventanas, instalación de un nuevo sistema de seguridad electrónica, colocación de cámaras, sensores de humo y alarmas, renovación del sistema cloacal y acondicionamiento de las paredes, pisos y el cielo raso. Según fuentes del gobierno porteño se invirtieron 3 millones de pesos.

El recorrido de las salas se inicia con el nacimiento de Gardel en Toulouse, Francia. La copia de su partida de nacimiento y los primeros años de vida de Charles Romuald Gardès y la llegada a Buenos Aires junto a su madre soltera Marie-Berthe Gardès.

En otro ambiente se exhibe su discografía, una placa recuerda las 893 canciones que grabó desde “Sos mi tirador plateado” en 1912 hasta la última, “Guitarra mía” en 1935.

Entre los objetos más significativos de la exposición se encuentra el poncho que recorrió la emblemática Avenida Corrientes sobre el ataúd que guardaba los restos mortales del barítono, fallecido en un accidente de avión en 1935 en la ciudad colombiana de Medellín.

Fotografías, objetos, imágenes proyectadas en una pantalla digital, testimonios, y un microcine con su filmografía completa, dan cuenta de su vida, desde su arribo al país hasta su trágica muerte en un accidente de avión, atravesando todas las instancias de su carrera artística.

Horarios: De 11 a 18 hs. los lunes, miércoles, jueves y viernes, y de 10 a 19 h los sábados, domingos y feriados. La entrada tendrá un valor de $10.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *