Propuestas infantiles para disfrutar los museos este verano

 

Habrá una programación pensada para los más chicos con actividades a cargo de los museos y centros culturales porteños. Entre las propuestas habrá arte, talleres de plástica, cine y reciclado y espectáculos musicales, entre otros.

El Palais de Glace, sobre Posadas al 1725, propone desde mediados de enero a febrero una actividad que conjuga dibujos y cine para que los chicos proyecten sus creaciones, como se hacía en las viejas épocas. Y al igual que el Bellas Artes, planea recorridos para descubrir las criaturas artí­sticas que habitan la pista de patinaje que fue el Palacio de las Artes en el siglo XX.

Mientras tanto, el Museo Nacional de Bellas Artes desde el 10 de enero hasta el 10 de marzo las propuestas para chicos de 5 a 10 años son muchas y variadas. Una experiencia de taller y de observación que nos acercará a los grandes artistas del Bellas Artes y sus valiosos aportes a la pintura. Luz, color, pinceladas. Una invitación a percibir y descubrir el arte. La actividad, destinada a chicos de 5 a 12 años, comienza con un taller y finaliza con una visita guiada. Al mejor estilo aventura, pero también con paseos específicos por obras del siglo XX, o por el mundo del arte óptico y cinético de la mano del Doctor Osman, son algunas de las propuestas gratuitas para esta temporada veraniega. Otra imperdible del museo de avenida del Libertador 1473 es el ciclo “Escuchando cuadros, mirando relatos”, donde la narración es la llave para imaginar y analizar las obras exhibidas. Además, hay programado cursos de arte; tí­teres que planean un viaje oní­rico junto a grandes artistas, como Fader o Berni; y un taller de reutilización de objetos de desecho para experimentar con sonidos y música a cargo de Gisela Witten.

vacaciones

En Marzo, “UN, DOS, TRES, Cuadros con ventanas esta vez”, el juego y la exploración de los materiales es la clave de este ciclo que apela al uso de los sentidos y las preguntas para conocer más cerca el patrimonio del Museo y las obras de las exposiciones temporarias. Recorrido por las obras del Siglo XX que nos proponen asomarnos por sus ventanas e imaginarnos las historias que hay dentro de los cuadros.

El Museo Sarmiento (Juramento 2180) proyecta un festival de cine para la familia, narraciones y talleres de juguetes. Y enfrente, el Museo Larreta (Vuelta de Obligado 2155) ofrece en su precioso jardí­n al aire libre -miércoles a domingos a las 18- espectáculos para todos los gustos a precios accesibles.

El Espacio Cultural Nuestros Hijos, ubicado en la ex Esma, sobre avenida del Libertador 8151, suma al verano un taller arancelado de arte a partir de los 6 años con técnicas de producciones visual -pintura, grabado, escultura- con el objetivo de acercar a los chicos a descubrir y desarrollar su propia creatividad. También el Ecunhi va por la música con una serie de encuentros que tienen a la percusión y todos sus instrumentos como protagonistas.

En el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires, en avenida Figueroa Alcorta 3415, se realizan talleres participativos para jóvenes entre 12 y 17 años y niños de 5 a 11, a 50 pesos, que exploran y reflexionan sobre la muestra “Relato de una negociación” del artista belga-mexicano Francis Alÿs, en la que reúne pinturas, dibujos, esculturas y acciones.

En el circuito sur de la ciudad, el Museo Quinquela Martí­n, ese edificio de avenida Don Pedro de Mendoza 1835 que el artista de los puertos y colores donó a su barrio, La Boca, desarrolla los dí­as de semana por la mañana talleres de fotografí­a y creación con papel, y durante los fines de semana desde las 11 a las 18 propone un espacio de juegos para aprender sobre el rico patrimonio que alberga la colección.

Otra de las actividades del barrio boquense es la reinauguración del Centro Cultural Nómade en la explanada de la Fundación Proa -avenida Don Pedro de Mendoza 1929-, donde se realizan al aire libre talleres de arte que bucean en temáticas como la identidad, la relación ciudad-ciudadaní­­a y el cuidado del entorno. El centro funciona los fines de semanas y feriados de 14.30 a 19, con entrada gratuita.

En avenida San Juan 328, el Museo de Arte Contemporáneo de Buenos Aires inaugura una sala permanente para chicos, disponible desde las 13 a las 18, y para los fines de semana de enero lanza “La historia del cuadrado y sus amigos”, una programación destinada a familias con la intención de que chicos y adultos participen y aprendan con la misma actividad.

Por último, el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires, Av.  San Juan pero al 350, también apuesta por una programación para toda la familia, que incluye, en forma gratuita, el taller “Caleidoscopio”,un encuentro con lo más diverso de la creación artí­stica que pone en diálogo las exhibiciones del museo con la música, la literatura, el teatro y la danza, además de muestras y otras actividades.

Algunos de enero a febrero, otros hasta marzo, la mayoría de los museos y centros culturales de la ciudad invitan durante el verano -la programación completa está disponible en la web de cada institución- a que los más chicos recorran sus salas y sean los protagonistas de sus espacios.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *