Se expone la primera retrospectiva de Picasso realizada en Argentina

 

La muestra cuenta con 74 obras únicas del artista entre 1897, a sus 16 años, y 1972, un año antes de su fallecimiento, pertenecientes a la Colección del Musée national Picasso-Paris, el cual coorganiza la exhibición en el Museo de Arte Moderno (MAMBA) con permanencia hasta el 20 de febrero del 2017.

“Pablo Picasso: Más allá de la semejanza”, curada por Victoria Noorthoorn, directora del Mamba, es una retrospectiva de dibujos que transita cada una de las etapas creativas del pintor exhibida por primera vez en Argentina. Además, la exposición está acompañada por un catálogo que incluirá alrededor de 150 obras de Picasso, textos curatoriales de Noorthoorn y la francesa Emilia Philippot -la otra curadora de la muestra- y un texto del historiador Marcelo Pacheco sobre la presencia histórica de obras del artista español en nuestro país.

pablo-picasso

“Elegimos las que consideramos que representan los muchos intereses del artista. Aquel que recorra la muestra podrá ver una obra que refiere su afición por la Barcelona temprana o la influencia de otros artistas que él admiraba como Ingres, Matisse o Dearin, y hasta sus trabajos con Georges Braque para entender cómo mirar al hombre desde otro punto de vista”, según explicó Noorthoorn sobre la selección de las obras exhibidas.

El recorrido, cronológicamente organizado, destaca la multiplicidad y simultaneidad que pone en evidencia a Picasso como artista experimental y eterno investigador. Comienza con sus primeros años donde retrata el “Hombre sentado con bastón y máscara”, obra que permite adivinar la influencia de Toulouse-Lautrec y el anuncio de lo que se conocerá luego como el “período azul”. Pasando por el período 1906 a 1908 del llamado “cubismo primitivo”, durante el cual el artista se nutrió de una enorme cantidad de influencias tales como la escultura ibérica; hasta  su obra “Mosquetero con guitarra y cabeza”, entre otros dibujos y retratos de sus últimos años.

Además, habrá actividades educativas en torno a la muestra: dos visitas guiadas diarias a cargo de los educadores del museo, a las 12 h y a las 16 h. a partir del 19 de noviembre; y charlas y conferencias a cargo de los curadores y directivos de ambos museos. La entrada general a la exposición es de $20 y los martes es gratuita.

El recorrido de la exposición

1897 / Los primeros años

picasso

La exposición comienza con dibujos creados por Picasso a sus sólo 16 años y en los que se ve al artista interesarse por su entorno en la agitada Barcelona. Son años de estudio, de retratos académicos de una claridad sorprendente para su edad, en los cuales Picasso ya presenta una mirada desdoblada: en ciertas obras, se accede a una observación íntima y amorosa en su intento de captar el dolor del ser humano. En otras, se vislumbra su encuentro entusiasta con lo más vibrante de la escena catalana; dibuja escenas de burdeles, cafés, escenas satíricas, máscaras y retratos.

1906 / Cubismo primitivo y Trayectos del cubismo al surrealismo

Imagen relacionada

El dibujo Études pour autoportraits [Estudio para autorretratos]de 1906 deja entrever los comienzos de la primera época cubista —el llamado “cubismo primitivo”—,que dará lugar a obras monumentales como Les Demoiselles d´Avignon [Las señoritas de Avignon] (1907) y Trois Femmes [Tres mujeres ] (1908). El dibujo fue creado luego de un período de ocho meses, entre octubre de 1905 y julio de 1906, durante los cuales Picasso se vio muy movilizado por situaciones que lo impulsaron a la toma de distancia que daría lugar al cubismo. Estas situaciones incluyeron su visita al Salón de Otoño, que presentó las retrospectivas de Manet y de Ingres y las obras de los artistasfauves; su descubrimiento de la escultura ibérica prerromana, de gran síntesis y asimetría, en el Louvre (cuyos efectos pueden verse en la exposición en el dibujoÉtude pour une sculpture: tête[Estudio para una escultura: cabeza] (1907); el descubrimiento del arte negro por parte de Matisse y Derain; la retrospectiva de Matisse en la Galerie Druet; su encuentro con las obras de Gauguin y, luego, su viaje a Gósol, en su España natal.

Son años en los cuales Picasso explora la síntesis de la figura, como en Buste de femme [Busto de mujer],de 1907, vinculado a la creación de Les Demoisellese incluso va más allá y por momentos parece adelantarse a la propia historia del arte. Tal es el caso de un dibujo extraordinario en la exposición que Noorthoorn comenta podría considerarse precursor de la abstracción europea: su Paysage lié aux “Moissoneurs”: arbres[Paisaje relacionado con los “Segadores”: árboles],creado entre junio y julio de 1907,en el que despliega en clave abstracta la visión de un árbol, anticipándose varios años a los dibujos abstractos de Kandinsky de 1910. La exposición refleja muy claramente cómo el cubismo, en tanto lenguaje que permite la reunión de elementos disímiles, encontrará su natural continuación en el surrealismo. Tal es el caso del importante dibujo Femme allongée et guitariste [Mujer recostada y guitarrista]del verano de 1914, abstracto y figurativo (referencial) a un tiempo, que Picasso atesoró durante tantos años y que fue fuente de inspiración para importantes obras décadas después.

1916 / La independencia de la línea

A partir de 1916, la línea toma cada vez mayor protagonismo en los diversos dibujos preparatorios de las puestas que Picasso diseña para la compañía del Ballet Ruso. Picasso había sido convocado para diseñar la escenografía, el vestuario y la caracterización de personajes, entre los cuales aparece el arlequín, uno de los dobles o alter egos del artista.  Son dibujos que sientan las bases para un momento de retorno a la figuración luego de la Gran Guerra.

Entre 1919 y 1920, Picasso crea retratos clásicos de contornos lineales limpios de su esposa Olga y de los diversos intelectuales de su entorno, entre ellos Erik Satie y Auguste Renoir. Una mirada atenta develará la presencia de deformaciones y elongaciones atribuidas al interés de Picasso en Ingres. Pero, más allá, la observación cercana revelará, también, un tratamiento sobredimensionado de las manos, en línea con el nuevo estilo desarrollado por Picasso durante los años 20, según el cual las figuras adquieren una volumetría maciza con claras reminiscencias grecorromanas. Un claro ejemplo es Jeune fille au chapeau les mains croisées [Mujer con sombrero y las manos cruzadas] de 1921, un monumental dibujo que podría servir como manifiesto de toda una época de acercamiento de Picasso a la antigüedad clásica, también presente en susTrois baigneuses [Tres bañistas] (20 de agosto de 1920).En este dibujo,Picasso pareciera reunir, en una sola imagen, la síntesis lineal propia del cubismo y su interés en el clasicismo mientras incorpora, también, la fantasía propia del surrealismo. Es un dibujo que retrocede miles de años en el tiempo y que se adelanta al futuro otro tanto.

1933 / La metamorfosis como herramienta para responder a la violencia

Resultado de imagen para Quimera de picasso

Varios dibujos en la exposición señalan el poder de la metamorfosis en la obra de Picasso. Tal es el caso de Tête de femme [Cabeza de mujer], una tinta de 1931 en la cual ensaya una cantidad de variaciones posibles sobre la representación de una cabeza escultórica de mujer —la de su amante Marie-Thérèse Walter— que, según como se analice, ha quedado reducida esencialmente a su nariz, a una nariz-falo, o, de otro modo, a una síntesis de las visiones de su rostro de frente y de perfil.  Este dibujo —así como la prolífica producción escultórica de este momento— evidencia la obsesión del artista por seguir explorando las infinitas posibilidades de la figura femenina, que entre 1931 y 1932 es sometida a procesos de transformación, desintegración y ensamblaje.

Hacia 1938, el espacio enDeux femmes à l´ombrelle[Dos mujeres con sombrilla]se constituye a través de un denso entramado de líneas que fijan y encierran a cada figura, como en una cárcel o una jaula, al tiempo que las mismas se desintegran dentro de la trama visual. Posible ilustración de la presencia de dos mujeres en su vida —Marie-Thérèse Walter y la recién llegada Dora Maar—, este dibujo presenta el duelo pero también la tensión que impera en la Europa del momento. Tensión y sintaxis que también están presentes en varios retratos de estos años dentro de la exposición, que presentan la síntesis de miradas contrapuestas que ya es propia de Picasso. Son retratos sin paz.

1954 / El artista universal

Resultado de imagen para Le peintre masqué et son modèle de picasso

Los tres Études pour “Les Femmes d´Alger”, d´après Delacroix[Estudio para “Las Mujeres de Argel” según Delacroix] fueron creados el mismo día, el 28 de diciembre de 1954, y forman parte de la vorágine de estudios que el artista realizó de las dos obras de Delacroix (de 1834 y 1849): unas quince pinturas numeradas de la A a la O y decenas de dibujos preparatorios. Ésta es sólo una de sus investigaciones sobre obras de grandes maestros, la cual coincide, de modo elocuente, con el comienzo de la insurrección en Argelia, pero también con la muerte de Matisse en noviembre de 1954 y el encuentro de Picasso con Jacqueline, de rasgos similares a la mujer sentada de perfil en dichas telas históricas. Los  tres dibujos son elocuentes en este sentido. En ellos, Picasso se apropia de las obras de Delacroix movilizado por la temática, mientras que su elección del tipo de línea (y de color, en las pinturas), honra a Matisse, quien fuera su gran competidor en Francia desde su llegada a París en 1901. Picasso transforma la escena de Delacroix en burdel desenfadado y festivo mientras somete a las figuras femeninas a contorsiones y a su propia mirada transformadora.

Finalmente, Picasso es consciente de su sitio en la historia del arte y así se retrata a sí mismo, en tantas obras que toman como sujeto principal al pintor y a su modelo, como es el caso en los últimos dos dibujos de la exposición, Le peintre masqué et son modèle [El pintor enmascarado y su modelo],de 1954, y el tardío Mousquetaire à la guitare et tête [Mosquetero con guitarra y cabeza], de 1972.

 

Programa de actividades

Visitas guiadas

  • Dos visitas guiadas diarias a cargo de los educadores del Museo, a las 12 h y a las 16 h. *A partir del 19 de noviembre.
  • Visitas guiadas a cargo de Laura Hakel, Curadora asistente de la exhibición.Domingo 4 de diciembre, jueves 19 de enero y martes 21 de febrero a las 17 h

    *Las visitas tienen capacidad limitada y los cupos se organizan por orden de llegada inscribiéndose en la Recepción del Museo.

Programas públicos y conversaciones

  • Viernes 16/12 a las 18:30 h // Conversación entre Victoria Noorthoorn y Emilia Philippot, curadora del Musée national Picasso-Paris, sobre la exposición.
  • Jueves 12/1 a las 18:30 h // Conferencia pública abierta de Laurent Le Bon, Presidente del Musée national Picasso-Paris, “Dos experiencias recientes sobre el patrimonio en Francia: el Centre Pompidou-Metz y el Musée national Picasso-Paris”.
  • Martes 21 y 28 de enero a las 17 h // Diálogos sonoros en sala a cargo de los músicos Pablo Dacal y Lucas Herrera.
  • Miércoles 8 de febrero a las 18:30 h // Conversación entre Victoria Noorthoorn y el artista Eduardo Stupía sobre Picasso y el dibujo.

Días y horarios de visita

Martes a viernes de 11 a 19h. Sábados, domingos y feriados de 11 a 20h.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *