“TRES FINALES” con texto y dirección de Rafael Spregelburd

 

“Tres Finales” se encuentra muy cerca del límite de las artes escénicas, pisoteando todos los otros territorios: la música, la ópera, la danza, la performance, el video y –por qué no- el ensayo teórico. El nuevo experimento teatral de Rafael Spregelburd consta de tres partes independientes: “El fin del arte”, “El fin de la realidad” y “El fin de la historia”.

La obra se estrenará el 5 de agosto a las 19 hs. y habrá funciones los sábados y domingos hasta el 20/08 en el Teatro de la Ribera (Avenida Pedro de Mendoza 1821).

El elenco está integrado por el mismo Spregelburd, Andrea Garrote, Alberto Suárez, Sofía Brihet, Mónica Raiola, Pablo Seijo, Débora Dejtiar, Lalo Rotavería, Luciana Acuña y Matthieu Perpoint. Acompañado de una orquesta en vivo, la dirección musical esta a cargo de Mariano Irschicklas junto a las cantantes Cecilia Arellano e Isol, Cecilia Luna (primer violín), Valentina Guirigay (segundo violín), Raquel Giuliani (viola), Ignacio Caamaño (violoncello) y Sebastián Strauchler (tiorba). La asistencia artística es de Gabriel Guz, la producción de Pablo Quiroga, el diseño de sonido de Zypce, el video de Agustín Genoud y Pauli Coton, el vestuario de Julieta Álvarez y la escenografía e Iluminación son de Santiago Badillo.

El final es una ilusión útil y vengativa. Útil, porque aquello que termina debe por fuerza haber comenzado alguna vez y así cada final susurra que el destino se ordena en línea recta y no como mero azar. Vengativa, porque quien anuncia un final adquiere automáticamente un poder enorme: el que señala el final lo hace porque siente que ha sobrevivido a él. El final es siempre el de los otros, es para otros. Para el propio final no hay lengua ni muestrario.
Esta obra, como un fascículo perdido de alguna enciclopedia sobre lo Contemporáneo, ensaya útil y vengativamente tres finales posibles, asimétricos.
El fin del arte parte de un incidente real, vulgar, conocido como “Ecce Mono”: una señora octogenaria, en un pueblito español, intentó restaurar una pintura religiosa que desaparecía gradualmente de la pared de su capilla. Un acto de genuino amor pero de sutil espíritu conservador que es convertido rápidamente en broma, en adefesio, en escándalo. Y en negocio. Ahora, dos profesores de arte deben decidir si incluir a Cecilia Giménez en el programa de la materia que pretenden enseñar y que se les diluye entre los dedos grasientos a medida que las nuevas generaciones oscurecen los pasillos de sus raídas academias, de sus reiteradas pseudocertezas.
El fin de la realidad señala el advenimiento de lo virtual, de una realidad de pacotilla, de una construcción convencional en la telaraña colectiva y anónima del lenguaje. Unos intérpretes traducen en simultáneo una importante conferencia. Todo lo importante lo es sólo dentro de su contexto; fuera de él, lo real adquiere el rictus de lo virtual. Así como todas las palabras de un diccionario se señalan unas a otras sin salir jamás de los límites de sus dos tapas duras, cada lengua no es sino la sombra del fracaso de la lengua vecina, la de los otros, que han intentado también mil nombres diversos para la angustia. En toda traducción, el Sentido es el rehén. Y el victimario.
Para El fin de la historia hemos elegido un montaje sin palabras, esperando que sin ellas acaecerá entonces todo lo otro. Un nutrido grupo de actores ensaya una obra de alguna otra época. Lo que desean con fervor es contar la historia. Pero, ¿hay algo que contar, más que la propia subsistencia terca y corpórea de esos seres contemporáneos? ¿Los tomará la historia por asalto para inscribir sobre ellos sus desgranadas fórmulas, sus gritos de amenaza, de agonía?

Resultado de imagen para Rafael Spregelburd

Rafael Spregelburd es actor, dramaturgo, director y traductor. Su labor teatral es de gran proyección internacional. Obras como Spam, Apátrida, Todo, La estupidez, La modestia, Lúcido, El pánico y Bizarra le han valido numerosos premios: Casa de las Américas (Cuba), Tirso de Molina (España), tres Premios Ubu (Italia), Premio Nacional de Dramaturgia (Argentina), Premio Municipal, Argentores, ACE, Trinidad Guevara, María Guerrero, entre otros.

Algunos de sus textos han sido estrenadas por prestigiosos directores del mundo, entre los que se cuentan Luca Ronconi, Roberto Rustioni y Manuela Cherubini (en Italia), Marcial Di Fonzo Bo (en Francia), el grupo Transquinquennal (de Bélgica), Christian von Treskow, Tom Kühnel, Friederike Heller, Patrick Wengenroth, Burckhard Kosminski (en Alemania) o Rafael Sanchez (en Suiza). Así como editadas en Argentina, Reino Unido, EEUU, Francia, México, Italia, Alemania, Chile, Colombia, Uruguay, España, República Checa, Suecia, Suiza, Croacia y traducidas al inglés, francés, alemán, checo, sueco, eslovaco, catalán, neerlandés, italiano, polaco, croata, ruso, griego y portugués.

Entre sus maestros figuran el dramaturgo Mauricio Kartun y el director Ricardo Bartis. A partir de 1995 se dedica también a la dirección, ocupándose de la mayoría de sus textos escritos a partir de esa fecha, y ocasionalmente de adaptaciones personales de textos de otros autores.

Responsable de varias traducciones de Harold Pinter, Steven Berkoff, Sarah Kane, Mark Ravenhill, Marius von Mayenburg, Reto Finger, entre otros.

Fundador de la compañía de teatro “El Patrón Vázquez”, sus montajes han viajado por numerosos festivales y teatros internacionales: Festival Iberoamericano de Bogotá, Temporada Alta de Girona, Otoño de Madrid, Festival de Avignon, Festival de Spoleto, Festival Revoluzione de Roma, Festival di Torino, FIT de Cádiz, Festival de Manizales, MIT de Brasília, Festival de Londrina, Festival Fronteras de Londres, Festival Santiago a Mil de Chile, Festival del Mercosur de Córdoba, BAiT – Buenos Aires in Translation de New York, Chapter Theatre de Cardiff, Deutsches Schaupielhaus de Hamburgo, Hebbel Theater de Berlín, Festival de Almagro de España, Festival de Almada de Portugal, Festival Puerta de las Américas de México, Schaubühne de Berlín, Teatro Lope de Vega de Sevilla, entre muchos otros.

En cine, protagoniza y codirige el telefilm “Floresta” junto a Javier Olivera (2007), y actúa en las películas “El hombre de al lado” (Gastón Duprat-Mariano Cohn, 2009) por la que obitiene el Premio al Mejor Actor en el Festival de Lleida, “Las mujeres llegan tarde” (Marcela Balza, 2010), “Matrimonio” (Marcelo Jaureguialzo, 2011), “Agua y sal” (Alejo Taube, 2009), “La Ronda” (Inés Braun, 2008, película por la que es nominado a los Premios Cóndor), “Música de espera” (Hernán Goldfrid, 2008), “Animalada” (Sergio Bizzio, 2001), “Historias extraordinarias” (Mariano Llinás, 2008), “Si sos brujo” (Caroline Neal, 2006), y los cortometrajes “Muñeco” (Marcelo Chaparro, 2004) y “Dígame” (Josephine Frydetzki, 2010).

“Tres Finales” es una parte de un todo, fragmentos de un espectáculo mayor que Spregelburd está preparando para estrenar este año en el Teatro Nacional de Caen, Francia. La obra “El fin de Europa”, será otra secuela de lo vendrá.

Platea: $100.- Pullman: $75.- Duración (aproximada): 80 min.
TEATRO DE LA RIBERA / Avda. Pedro de Mendoza 1821- CABA

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *